Siempre nos quedará Malasaña

Mamen, la hermana de la novia, decidió dar una sorpresa a Rocío y Mario regalándoles el vídeo de su boda. Cuando llegué a la casa y ella estaba maquillándose se llevó una sorpresa enorme. Fue una boda muy íntima, pero habían cuidado hasta el más mínimo detalle y Rocío estaba radiante.
Junto con José Luis de Lara, un gran amigo fotógrafo, preparamos el momento del first look, frente a la fachada del museo del romanticismo. Qué mejor marco para este momento. Y de camino hacia la Casa de la Panadería, donde sería la ceremonia, nos brindaron momentos preciosos.
Os deseo toda la felicidad del mundo, y que sigáis luciendo esas sonrisas por muchos muchos años!

 

Express your thoughts